Blog

Noticias

La inseguridad laboral ante la automatización de las empresas

La inseguridad laboral ante la automatización de las empresas

Muchas personas piensan que su puesto de trabajo está en riesgo debido a la inseguridad laboral ante la automatización de las empresas. Una polémica que no pasa inadvertida, en parte con razón, ya que depende del sector de la economía analizado y de la cualificación laboral de los trabajadores. Te contamos más.

La automatización es una realidad. Ha cambiado el modo en el que las empresas y los trabajadores se vinculan con el empleo. De hecho, según un estudio de IPSOS realizado en 26 países, en el que colabora el Foro Económico Mundial, el 33 % de los españoles consultados opinan que el proceso de automatización pone en peligro sus empleos y puede terminar con su actual modelo de vida laboral.

En el mismo sondeo, el 43 % considera que el avance tecnológico, como mínimo, hará que su trabajo se desarrolle de manera completamente diferente en la próxima década.

Un interesante tema que vamos a enfocar orientado hacia la salud laboral , la actual e imparable tendencia del teletrabajo y las características del futuro de la automatización empresarial en diferentes sectores.

¿La automatización laboral pone, realmente, en riesgo el empleo?

Algo similar debieron pensar, a mediados del siglo XIX, con la llegada de la Revolución Industrial. Desde entonces, los modelos de trabajo cambiaron y el modo de contratar también lo hizo. Era el denominado efecto disruptivo y trataba de convencernos de que traería un mundo mejor. Es una batalla conocida, en la que trabajo y tecnología luchan y se necesitan a partes iguales y cuya adaptación por etapas es siempre difícil para los trabajadores.

Hoy, los expertos pronostican que la automatización amenaza más de un 15 % de los empleos, a nivel mundial; y, en el caso español, ese porcentaje sube hasta casi el 22 %. Vivimos el inicio de una nueva economía, caracterizada por la nueva normalidad que marcan la pandemia, la inteligencia artificial, la tiranía de los algoritmos, el horizonte 5G, los robots, la incertidumbre del teletrabajo

En suma, no sabemos si nos da más miedo que esperanza. O las dos cosas a la vez. Lo único que tenemos realmente claro sobre el futuro es que no hay nada escrito.

Innovación tecnológica y salud laboral

¿La innovación tecnológica puede provocar inseguridad laboral? Entre las conclusiones emitidas en la 49ª edición del FEM en Davos, el resultado de la investigación sobre la incidencia que tiene la automatización en el mercado laboral señala que los profesionales agrarios y administrativos son los más preocupados por su futuro. Les siguen el sector de la salud y el de los servicios sociales.

Por el contrario, los trabajadores que se dedican a comunicación, telecomunicaciones e informática, finanzas o consultoría y, especialmente, aquellos que integran áreas como el proceso de datos o la ciberseguridad están convencidos de que en su ámbito laboral se incrementará la seguridad laboral y aumentarán los puestos de trabajo.

Por países, mientras que cuatro de cada diez españoles creen que la automatización va a cambiar su trabajo, si comparamos resultados en la Unión Europea, observamos que, a largo plazo, el miedo al impacto de la imparable automatización no incide de igual manera. Italianos y belgas superan nuestro temor a perder el empleo (44 %) y, sin embargo, en países como Suecia (29 %) y Alemania (32 %) están convencidos de que automatizar empleos y servicios no altera su vida laboral.

Una opinión común, incluyendo la influencia que tiene sobre la salud física y mental, es que nadie quiere padecer precariedad, paro o reducir salario ni mucho menos sufrir despidos. Un miedo que no es nuevo, ya que, de un modo u otro, usamos robots y mecanizamos procesos desde siglos antes de que internet viniera a inundar nuestra existencia.

¿Cómo influye el teletrabajo en tu salud laboral?

Teletrabajo. Según la RAE:

‘trabajo que se realiza desde un lugar fuera de la empresa utilizando las redes de telecomunicación para cumplir con las cargas laborales asignadas’.

El paradigma de la automatización, con la única salvedad de que es un proceso voluntario.

Igual que las mascarillas, las vacunas o los ERTE, el teletrabajo ha llegado para quedarse. Un efecto colateral de la pandemia. El miedo al virus ha dado un impulso vertiginoso a la automatización tecnológica, adelantando incluso efectos que no se preveía alcanzar hasta mediada la década actual.

Es un fenómeno tan reciente que los aspectos legales, laborales y sociosanitarios o, simplemente, la infraestructura del trabajador todavía no se han negociado en su totalidad. Si no hay una gestión adecuada, el efecto del teletrabajo puede tener un resultado potencialmente negativo para la empresa y consecuencias en la salud laboral de los trabajadores.

Hablamos de baja productividad laboral, absentismo (aunque trabajes desde casa), trastornos musculoesqueléticos, problemas cardiovasculares, cuadros de estrés o ansiedad, aumento del colesterol, sedentarismo, etc. No estaba planeado compartir oficina con la familia y ya que hay que automatizarse. La regulación y gestión del teletrabajo han de ser inmediatas, sobre todo, para la salud del teletrabajador.

Además, a nivel empresarial, los resultados financieros pueden verse afectados:

  • Los teletrabajadores pueden llegar a reducir significativamente su productividad.
  • Se puede producir una sensación de aislamiento y soledad respecto a la organización. La pérdida del sentimiento de pertenencia genera falta de motivación y, por ende, resultados negativos para el negocio.
  • Un problema personal o familiar o, simplemente, las relaciones interpersonales en casa pueden interferir en el trabajo y, en paralelo, provocar conflictos laborales magnificados.
  • El salón de una vivienda no ha sido diseñado para trabajar y menos aun revisado por el responsable en prevención de riesgos laborales de ninguna empresa. Automatizar un proceso como el teletrabajo significa que el empleado está en un entorno laboral en condiciones desconocidas. Posiblemente, tiene muchas limitaciones. El espacio limitado, el mobiliario o el equipo informático, probablemente, no sean los ideales para el óptimo rendimiento.

Como conclusión, no debes sentir miedo frente a la inseguridad laboral ante la automatización de las empresas. A nivel mundial, una estadística refleja que la mitad de los profesionales coinciden en reconocer que su trabajo es distinto al que realizaban hace diez o más años y valoran positivamente los cambios que la automatización ofrece. Mejora la calidad laboral, favorece los sistemas de prevención de riesgos, proporciona nuevos modelos de comunicación…

El avance tecnológico es imparable. Andrés Oppenheimer dijo:

 innovar o morir. Solo has de adaptarte.

Andrés Oppenheimer

¿Tienes alguna duda?