Blog

Noticias

Cómo mantener la seguridad laboral en espacios confinados

Cómo mantener la seguridad laboral en espacios confinados

La seguridad laboral en espacios confinados debe ser una de las prioridades a la hora de establecer las medidas de prevención laboral en este tipo de lugares.

Dentro de la seguridad en el puesto de trabajo, hay elementos especiales como este que damos hoy sobre los espacios confinados. Se trata de un requisito para cualquier ámbito, pero en el caso de los lugares confinados adquiere todavía más importancia, ya que como trabajador te enfrentas a riesgos adicionales a los habituales en un puesto de trabajo.

¿Sabes qué es un lugar confinado?

Con este término se definen aquellos lugares que tienen limitadas las entradas y salidas. Se trata de espacios en los que la ventilación natural no es favorable, por lo que tienden a contar con una atmósfera en la que se acumulan elementos contaminantes tóxicos e incluso inflamables.

No son lugares en los que como trabajador debas permanecer durante mucho tiempo. No obstante, si has de hacerlo es importante que cuentes con la información necesaria en materia de prevención de riesgos y que conozcas las medidas de seguridad pertinentes.

Tipos de espacios confinados para trabajar

El Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales de España, establece dos tipos de espacios confinados:

  1. Trabajos en espacios confinados abiertos
  2. Trabajos en espacios confinados cerrados.

Ejemplos de puestos de trabajo confinados:

  • Limpieza y reparación de cubas.
  • Limpieza o reparación de tanques.
  • Mantenimiento de reactores.
  • Mantenimiento de pozos.
  • Mantenimiento de depósitos
  • etc.

Posibles riesgos laborales para la salud en espacios confinados

Los riesgos a los que te enfrentas como trabajador que tiene que pasar su jornada laboral o parte de ella en un lugar confinado son múltiples y variados. Por las propias características del lugar, se tratará de un espacio de dimensiones reducidas, por lo que la estrechez dificultará el desarrollo de tus tareas.

Esto puede dar lugar a posturas incómodas de trabajo, con los consecuentes problemas para los músculos y las articulaciones. También pueden ocurrir caídas a distinto nivel o precipitarse objetos contundentes.

Al no contar con ventilación natural, tampoco dispondrás de luz solar, por lo que tendrás que recurrir a luz artificial. En la mayoría de los casos, este tipo de espacios son iluminados con herramientas portátiles que no aportan toda la luz necesaria para que el ojo humano no sufra. De ahí se pueden derivar problemas visuales.

Por otra parte, como te avanzábamos en la definición de lugar confinado, la atmósfera de estos espacios puede contener elementos contaminantes o tóxicos.

La asfixia

El aire contiene un 21% de oxígeno. Si éste se reduce se producen síntomas de asfixia que se van agravando conforme disminuye ese porcentaje.

El Ministerio de salud y trabajo expone unos datos sobre entre las concentraciones de oxígeno, el tiempo de exposición y las consecuencias:

concentraciones o2

A ello se une la falta de oxígeno (que recibe el nombre de anoxia), lo que puede derivar en algún tipo de problema respiratorio si no cuentas con las medidas preventivas adecuadas. Además, el riesgo de asfixia es altamente mayor que en otros lugares.

Tu oído también se puede ver dañado en un espacio pequeño si utilizas una máquina o herramienta que genere mucho ruido debido a las vibraciones producidas por este.

En un lugar estrecho y de pequeñas dimensiones cualquier sonido se amplifica, de manera que puede ser dañino para el oído si no cuentas con la protección adecuada para evitarlo.

Por último, debes saber que cualquier accidente que se produzca en un espacio confinado puede tener repercusiones más graves. Esto se debe a la dificultad de auxilio, agravada por la falta de protección adecuada para la persona que auxilia. Pongamos el caso de un sepultamiento o atrapamiento de una de las extremidades, dos casos que se agravarán por el entorno en el que suceden.

La seguridad laboral en espacios confinados

Todos estos riesgos que te presentábamos unas líneas más arriba se pueden evitar a través de la prevencion laboral en espacios confinados. Conocer los riesgos que existen y cómo hacerles frente es una parte fundamental de la formación en materia de seguridad laboral en este tipo de espacios.

También debes conocer cómo va a ser el lugar de trabajo, cuáles son sus características especiales y las medidas de protección que debes adoptar. Esto pasa por tu equipo de protección y por un adiestramiento especial.

Preparar la zona de trabajo adecuadamente es el primer paso. Saber cómo hacerlo, adaptándote a las características propias del lugar en el que vas a trabajar, es vital para evitar riesgos futuros. Debes comenzar por la señalización, una de las herramientas básicas de la prevención de riesgos en cualquier ámbito.

trabajo confinado 2

Las ordenanzas municipales y la guía técnica te darán las claves de cómo debe ser esa señalización.

Los dispositivos de consignación (también llamados de bloqueo o de enclavamiento) son otro de los aspectos fundamentales en materia de seguridad laboral. Impedirán un accidente provocado por la puesta en marcha involuntaria de una herramienta o máquina. También serán útiles para bloquear fuentes de energía que puedan causar un incendio o una inundación, por ejemplo.

La apertura controlada y la limpieza de la entrada evitarán que haya elementos que puedan interferir en el interior del espacio confinado. Nos referimos, por ejemplo, a un objeto que pueda causar un accidente en el interior del lugar o que sea perjudicial para ti durante el desarrollo de tus tareas.

En cuanto al interior, también es importante realizar una medición de la atmósfera. Este es uno de los parámetros fundamentales que debes incluir a la hora de valorar un lugar confinado. Como trabajador deberás recibir esta información en tu formación de riesgos laborales.

A ella va ligada la ventilación, que deberá realizarse siempre que sea posible para depurar el aire del interior que vas a respirar.

Los equipos de protección individual (EPI) de cada trabajador son otro de los factores indispensables. Deberán estar adaptados a las condiciones específicas del lugar y tendrás que comprobarlos antes de entrar al espacio confinado.

De este modo te asegurarás de su correcto funcionamiento. En ellos se incluye la protección anticaídas, como pueden ser las cadenas de seguridad.

En ocasiones, puede ser necesario asegurar el lugar antes de comenzar a trabajar en él. Es el caso de las entibaciones de paredes, para evitar un eventual derrumbe durante los trabajos. Por último, queremos hacerte mención especial a la importancia de la limpieza del lugar antes, durante y después de los trabajos realizados.

Esto evitará accidentes laborales tan graves como los derivados de la presencia de elementos tóxicos o de elementos que provoquen caídas o tropezones.

La comunicación con el exterior

En este tipo de trabajos, la coordinación con otros compañeros que se encuentren en el exterior será un punto fundamental.

Las funciones del compañero que se encuentra en el exterior, serán las de vigilancia de equipos, y asegurar la posibilidad de rescate en caso de ocurrir algún accidente.

compañero en exterior

Como has comprobado, la importancia de la seguridad laboral en espacios confinados es mayor que en otro tipo de ámbitos laborales.

Los riesgos a los que se someten los trabajadores se multiplican tanto en número como en gravedad. Por este motivo es vital contar con equipos de protección adecuados y conocer las características del lugar para poder tomar las medidas oportunas.

¿Tienes alguna duda?

Write a Comment