Blog

Noticias

Como reaccionar ante una sobrecarga muscular en el trabajo

Como reaccionar ante una sobrecarga muscular en el trabajo

Después de una jornada intensa aumentan los peligros de sufrir fatiga, dolor o sobrecarga muscular en el trabajo. Debes empezar a ser consciente de las consecuencias tan negativas que suponen las malas posturas en el ámbito laboral, tanto para el trabajador, como para la empresa.

Mala postura corporal en el trabajo

Una postura inadecuada prolongada en el tiempo conlleva un riesgo de trastorno musculoesquelético. Sus efectos se dejan notar en dolores de espalda y de articulaciones e, incluso, en algunos casos, incapacidades más graves.

¿Cuáles son esas determinadas posiciones corporales que te hacen daño? Te las explicamos. Además, vamos a ofrecerte una serie de recomendaciones a evitar.

Consecuencias para el trabajador

Las posturas fijas o restringidas; las que sobrecargan tendones y músculos (flexiones y extensiones; las que cargan las articulaciones de una forma asimétrica (como giros y desviaciones), y las posturas sostenidas en el tiempo que producen una carga estática en la musculatura, son las que te hacen daño.

Te puede ocurrir que, en despachos y oficinas, hagas giros de cuello inadecuados porque el monitor no está situado en el lugar debido; o te cargues muscularmente los brazos y las muñecas al ser flexionados, como consecuencia de una altura incorrecta de la mesa o de la silla.

En otros ámbitos laborales, almacenes o lugares donde debas estar de pie, son muy frecuentes los daños ocasionados por una flexión elevada de brazos y las extensiones de cuello a la hora de colocar cargas en estantes muy altos.

Por otro lado, las lesiones lumbares suelen aparecer cuando levantas, o colocas a ras de suelo, cargas muy pesadas de manera inadecuada.

sobrecarga muscular trabajo

Consecuencias para la empresa

Las lesiones provocadas por malas posturas y formas de trabajar inadecuadas también suponen un coste elevado en tu empresa. En la mayoría de casos no se cuantifica dicho coste, ni eres consciente de las consecuencias que tienen sobre la cuenta de resultados.

¿Cuánto dinero pierde tu empresa por causa de lesiones y enfermedades de sus trabajadores? Siempre se atienden más los costes visibles que conllevan estas circunstancias (bajas laborales, indemnizaciones, etc.), pero nunca los invisibles, como serían.

  • Impacto de la ausencia del trabajador, como consecuencia de la baja por enfermedad, en la producción, las ventas de los productos o en los servicios que preste.
  • Siguiendo con el punto anterior, la pérdida de ventas o de clientes que pueden dañar la imagen de la empresa.
  • Costes derivados de la contratación de un sustituto nuevo, el cual debe adecuarse al trabajo.
  • Complementos por incapacidad temporal que se deban pagar, recogidos en algunos convenios colectivos.

A la vista de los datos, ¿crees que merece la pena invertir en prevención? La respuesta es un rotundo sí. Los costes de prevención no pueden separarse de los costes productivos. Informar a los trabajadores sobre cómo deben hacer correctamente su trabajo, y favorecer un entorno laboral adecuado, te ahorrará mucho dinero a largo plazo.

Cómo actuar ante un dolor muscular durante el trabajo

Es uno de los males más extendidos: el dolor muscular durante el trabajo. El estrés diario, la carga de peso y las malas posturas corporales son los ingredientes perfectos para un cóctel explosivo que dañe tus músculos.

Por este motivo, si te pilla trabajando, hay que saber cómo actuar. Te ofrecemos una serie de recomendaciones:

  • Para apaciguar el dolor de los primeros momentos es aconsejable realizar pequeños estiramientos en la zona afectada.
  • Hay que practicar un masaje leve que active la irrigación sanguínea en la zona.
  • En la medida de lo posible, aplicar calor en los primeros momentos ayudará también a contener la sobrecarga.

Incidimos en lo importante que resulta llevar a cabo remedios rápidos a estas dolencias, incluido el reposo si hiciera falta. Si no sigues estos consejos, las sobrecargas pueden empeorar y conllevar lesiones musculares durante el trabajo. En este caso se requerirá de un reposo más largo y de visitas obligadas al fisioterapeuta.

¿Cómo prevenir las sobrecargas y lesiones en el trabajo?

Nunca vienen de más unas recomendaciones que te ayuden a evitar las malas posturas que producen lesiones.

  • En la manipulación de cargas es importante disponer de ayudas mecánicas, siempre teniendo en cuenta las posibilidades de cada empresa. Si no es así, debes repartir la carga total en cargas más pequeñas para su traslado y evitar levantar o depositar cargas por encima de la cabeza.
  • Alterna tareas estáticas con actividades que requieran movimiento. Así evitarás permanecer en la misma postura durante gran parte de la jornada laboral.
  • Evita las posiciones del cuerpo demasiado forzadas y extremas, sobre todo si al hacerlas estás levantando peso.
  • Adaptar el puesto de trabajo a la tarea que se realiza en él. Es importante que la empresa esté constantemente dispuesta a escuchar las sugerencias de mejora que le propongas.

Estos consejos son muy útiles para que evites sobrecarga muscular en el trabajo, así como lesiones graves. Una buena prevención es la mejor opción para el trabajador y la empresa.

Otra forma de prevención rápida y eficaz es la que ofrece Semusad con sus unidades móviles para prevención de riesgos laborales.

¿Tienes alguna duda?

Write a Comment