Epis significado y tipos

En el ámbito laboral existe un concepto de gran importancia que tanto empresarios como empleados deben conocer: los EPIs. Saber qué son y qué tipos existen en la actualidad resulta de utilidad para cumplir la legislación vigente.

Que son los EPIS

Los EPIs, siglas de Equipo de Protección Individual, son dispositivos, materiales o medios de seguridad que el empleado debe utilizar en el ejercicio de sus funciones con el objetivo de que lo proteja de posibles riesgos que puedan poner en peligro su seguridad, su salud o su integridad física.

Los EPIs deben ser utilizados cuando existan riesgos evidentes para la salud de los trabajadores que no se han podido evitar por otros medios o procedimientos de organización de la actividad del negocio. Así que es el último recurso al que cualquier empresa debe llegar para proteger la salud de sus empleados.

Cualquier empresa de prevención de riesgos laborales va a tener muy en cuenta este particular, y hará hincapié en concienciar a sus clientes del correcto uso de los EPIs

Qué tipos de EPIs existen

Los equipos de protección individual en la actualidad alcanzan a todo el cuerpo, si bien solo serán necesarios aquellos que protejan la zona o zonas en peligro en cada puesto de trabajo.

Existen equipos de protección para los ojos y la cara, para la protección de las vías respiratorias, para los pies y las piernas, para proteger el oído, para el abdomen y el tronco y para proteger la cabeza.

Entre los equipos de protección que podemos encontrar destacan por su mayor uso los cascos, las mascarillas, las gafas de protección, las orejeras, fajas de seguridad, chaquetas, cinturones o botas de seguridad, entre otros.

Normativa sobre los equipos de protección individual o EPIS

La normativa vigente al respecto, que es la Ley 31/1995, de Prevención de Riesgos Laborales, recoge en el artículo 17.2 que “es la obligación del empresario proporcionar a sus trabajadores los equipos de protección individual necesarios para llevar a cabo sus funciones así como velar por el cumplimiento y uso efectivo de estos equipos cuando sean necesarios”.

Así que la ley no deja lugar a dudas sobre quién debe proveer los EPIs. En cuanto a quién debe determinar en cada puesto qué equipos de protección individual utilizar, la ley establece que es una obligación del empresario identificar y evaluar los riesgos que existen en cada puesto de trabajo.

A partir de ahí la empresa determinará en qué puestos deben usarse los equipos de protección individual y qué tipo de protección será necesaria en función de las partes del cuerpo que se deben proteger.

La empresa elegirá por los EPIs y los entregará a los empleados proporcionando información y formación previa respecto al uso de los mismos para que se utilicen correctamente.

Además, es obligación de la empresa comprobar que los empleados siguen las normas así como renovar los equipos cuando sea necesario.

Del mismo modo también establece la ley que se debe permitir que los empleados participen de algún modo ofreciendo su punto de vista o realizando consultas al respecto.

El uso de EPIs es totalmente necesario en muchos puestos de trabajo en la industria o en la construcción y su uso ayuda a salvar miles de vidas cada año.

Si tienes alguna duda necesitas un Presupuesto de Prevención en Riesgos Laborales puedes ponerte en contacto con nosotros y te contestamos en menos de 24 h laborables

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *